Integrahogar_Admin

Integrahogar_Admin


un par de años atrás
2016-10-05 14:48:34

Erase una vez una linda y preciosa nina que vivia en un pequeno pueblo de Suiza. Su madre la adoraba muchisimo, y le daba todo el amor del mundo. Vivia preocupada que nada malo le pasara. A menudo se quedaba mirandola embelesada y le decia con ternura:

¢ ‚ Que bonita eres, hija mia! Tus ojos son hermosos, tu piel es suave como la seda y tu cuerpo es fragil como una porcelana. No quiero que nada te perturbe ni nadie te haga sufrir.

Tal era su obsesion por protegerla, que una manana decidio que lo mejor era meterla en una cajita de cristal. Ya no podria salir, pero al menos la mantendria para siempre a salvo de cualquier peligro.

A traves de un agujerito, le pasaba cada dia la comida y el agua para beber. Si el clima estaba calido, cogia la caja y la llevaba hasta el jardin que habia frente a su casa. Alli la nina se sentaba a mirar el paisaje, veia volar lindas mariposas, escuchaba los pajaros y se quedaba contemplando pasmada el bello cielo azul. Si hacia frio o llovia, ponia la caja en la parte central de la casa, que era el comedor, para que pudiera ver como barria, limpiaba el polvo o realizaba cualquier otra tarea cotidiana.

La nina solo miraba, sentadita tras el cristal. Nunca le daba el aire, no tomaba el sol, no podia correr, no podia jugar¢ Con el paso del tiempo, empezo a debilitarse. Cada dia estaba mas palida, ojerosa y triste. Dejo de interesarse por lo que sucedia a su alrededor y ya nada le importaba.

Un dia la madre tuvo que ausentarse ‚ y la dejo ‚ junto a la puerta que daba al jardin. Un grupo de ninos jugaban y reian felices en la calle, sin darse cuenta de que una chiquilla de su misma edad les observaba desde una celda de cristal. La pobre empezo a llorar. Enormes lagrimas resbalaron por sus mejillas y se sintio muy desdichada ‚ Solamente deseaba ser como los demas!

De repente, un duende aparecio por sorpresa y, pegando su nariz a la caja, la invito a unirse al grupo de ninos de jugaban. Pero la muchacha se nego, moviendo su cabeza, pues no podia abrirla de ninguna manera. El duende, apenado, silbo a los ninos y todos se acercaron a ver que sucedia. Cuando vieron que habia una nina encerrada en una caja transparente intentaron liberarla, pero resulto imposible.

El viento, que ese dia soplaba fuerte, se compadecio y acudio en su ayuda en cuanto vio lo que estaba sucediendo. Ordeno a todos que se apartaran y soplo y soplo hasta que la caja de cristal se rompio.

La nina sintio una rafaga de aire fresco en la cara, aspiro el aroma de las flores y escucho fascinada el canto de las cigarras, que casi habia olvidado. Despues, descalza como estaba, empezo a corretear y a tirarse sobre la hierba para sentir su frescor ‚ Que felicidad! El color regreso a sus mejillas y sus ojos recobraron el brillo de antano.

Cuando nadie lo esperaba, su madre aparecio y se asusto al descubrir que su pequena habia sido liberada y estaba riendo y saltando con varios ninos y con un duende de traje verde y sombrerito. Su primera reaccion fue reprenderla y decirle que era una insensata ‚ Y si alguien le hacia algo? ‚ Y si se caia y se lastimaba? ‚ Y si¢?

Pero se paro a mirarla detenidamente y la vio tan feliz y tan llena de vida, que se acerco, la abrazo con mucho amor, y despues fue a por una escoba para barrer los cristales y olvidarse de la caja para siempre.

Ingresa para responder